La Salud de los argentinos de mal en peor

Noticias | 18 abr 2019

La Salud de los argentinos de mal en peor

Se publicaron esta semana datos alarmantes. 6 de cada 10 argentinos tienen exceso de peso, según la 4ta. Encuesta Nacional de Factores de Riesgo.

El sobrepeso y obesidad avanza, con un fuerte crecimiento desde la primera edición de la encuesta en 2005. También, aumentó la prevalencia de sedentarismo, diabetes y es muy bajo el consumo de frutas y verduras.

La población estudiada fueron mayores de 18 años de todo el país, en 42.454 hogares. Este estudio epidemiológico del INDEC es un diagnóstico actualizado sobre los principales factores de riesgo causantes de las enfermedades crónicas que generan el 70% de las muertes en Argentina.

Uno de los mayores y sostenidos crecimientos se dio en personas que presentan exceso de peso (es decir sobrepeso + obesidad), actualmente el 61,6% de la población, mientras que en 2005 afectaba al 49%. La obesidad creció de un 20,8% a un 25,4% en tan solo 5 años.

La mala alimentación y el sedentarismo podrían ser parte de la explicación de esta pandemia. Solo el 6% de la población consume lo recomendado de frutas o verduras y el 64,9% reporta actividad física baja.

También, creció la prevalencia de glucemia elevada o diabetes, que aumentó de 9,8% a 12,7% desde el 2013, lo que era esperable en contexto con el resto de los resultados, la creciente obesidad y el sedentarismo.

El consumo de tabaco descendió de manera significativa, mientras que en 2005 fumaba casi el 30% de los adultos, actualmente lo hace el 22,2%. Esto es un clara consecuencia de implementación de políticas públicas y educación de la población.

En un país donde las cifras crecientes de inflación y pobreza asustan, la salud está cada vez. Esto no parece ser coincidencia ¿no?

La nueva radiografía de la salud de la Argentina, además de preocuparnos debe ser una alarma para ocuparnos. La epidemia creciente de obesidad y sus consecuencias necesitan políticas públicas al alcance de todos. Sabemos que los cambios individuales no son suficientes, solo va a ser posible con un fuerte compromiso de la sociedad, el Estado, las escuelas y la industria.

Por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), con el asesoramiento de la Dra. Fiorella Tartaglione, médica cardióloga (MN 144.259), miembro de la FCA.