Diabetes: La falta de actividad física y la alimentación poco saludable, responsables de su desarrollo

Noticias | 08 nov 2019

Diabetes: La falta de actividad física y la alimentación poco saludable, responsables de su desarrollo

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes y desde la Fundación Cardiológica Argentina promovemos la toma de conciencia acerca del impacto cada vez mayor que tiene esta enfermedad y las formas de prevenirla. El lema propuesto para este año es Familia y Diabetes y busca concientizar sobre el papel que cumple la familia en la contención, tratamiento y prevención de la enfermedad.

La diabetes representa una creciente amenaza para la salud mundial. Es una de las principales causas de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares, entre otras enfermedades. Pero, con una prevención efectiva y una detección a tiempo detener este flagelo es posible. Sin embargo, una de sus mayores amenazas es que por varios años puede permanecer silenciosa: 1 de cada 2 personas con diabetes tipo 2 no sabe que la tiene.

En Argentina, los últimos datos aportados por la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2018) indicaron que el 12,7% de la población la padece, un marcado aumento con respecto a la medición del año 2013 (9,8%). No hay dudas que la insuficiente actividad física y la alimentación poco saludable han contribuido a encontrarnos con este escenario.

De hecho, los últimos indicadores[1] mostraron que la prevalencia de actividad física baja alcanza a 6 de cada 10 personas, cifra que aumentó significativamente respecto de la edición 2013. Mientras que, en alimentación solo el 6% de la población cumplió con la recomendación de consumo diario de al menos 5 porciones de frutas o verduras. Números que no pueden dejar de explicarse sin el avance del sobrepeso y obesidad en nuestro país, y el mundo: 6 de cada 10 argentinos tiene exceso de peso y un cuarto de la población registra obesidad.

Entonces, ¿cómo hacemos para revertir este desalentador escenario?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la diabetes tipo 1 no es prevenible, suele manifestarse durante la infancia, y si no se detecta de manera temprana puede ocasionar una discapacidad seria o incluso la muerte.

En cambio, la diabetes tipo 2 es la forma más frecuente (85-90% de los casos) y suele manifestarse en la edad adulta. Se estima que en Argentina la padecen aproximadamente 1 millón y medio de personas y existen alrededor de 720.000 casos no diagnosticados[2]. Habitualmente, aparece en personas con sobrepeso y que llevan un estilo de vida sedentario. Si bien su tratamiento puede requerir insulina, la mayoría de los pacientes se trata con medicación por boca, dieta y ejercicio.

En estos casos, un cambio en el estilo de vida basado en el mantenimiento de un peso saludable, la práctica regular de actividad física, una alimentación sana (que evite el azúcar y las grasas saturadas) y no fumar, es fundamental. Lo positivo de la diabetes tipo 2 es que puede detectarse de manera temprana, antes de que aparezcan sus manifestaciones clínicas y, si se adoptan estas medidas saludables puede disminuirse el riesgo de padecer complicaciones.

Por todo esto, la implementación de políticas públicas centradas en detener la epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes, y que fomenten la actividad física y una alimentación más saludable, es imprescindible para generar un verdadero cambio en la población que impacte en una sociedad más saludable. Pero, al mismo tiempo es fundamental el control de la correcta aplicación de la Ley Nacional de Diabetes (que estipula la cobertura al 100% de medicamentos y reactivos de diagnóstico para autocontrol de los pacientes por parte de las prestadoras de salud) y sus actualizaciones periódicas para que se incorporen en la cobertura los nuevos avances en la detección, control y tratamiento de la enfermedad. No podemos esperar más, la salud, y la vida, de millones de personas están en sus manos.

Por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), con el asesoramiento de la Dra. Alejandra Angrisani, médica cardióloga (MN 136.393), miembro de la FCA.

 

[1] 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Resultados preliminares.

[2] Guías ALAD sobre el diagnóstico, control y tratamiento de la Diabetes Mellitus Tipo 2 con medicina basada en evidencia. Edición 2013.