Un solo cigarrillo por día alcanza para ponerse en riesgo de infarto

Noticias | 22 feb 2018

Un solo cigarrillo por día alcanza para ponerse en riesgo de infarto

 

 

Un reciente trabajo de investigación (1) aporta evidencia contundente contra este mito popular:

  • Los hombres que fuman alrededor de un cigarrillo por día tienen un incremento de riesgo de infarto del 48% y un aumento de riesgo de ACV del 25% en comparación con los no fumadores.
  • En el caso de las mujeres, los riesgos son aún más altos: un aumento del 57% para infarto y de 31% para ACV.
  • Las personas que fuman alrededor de un cigarrillo por día tienen casi la mitad del exceso de riesgo que presentan los fumadores de 20 cigarrillos por día.

El gran número de participantes y de eventos, sumados a los cuidados de selección de los estudios que se incluyeron, le dan a este trabajo un gran valor.

 

Al realizar una revisión de este estudio, el doctor Juan Humphreys (2), miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología, manifestó que durante mucho tiempo se ha supuesto que fumar pocos cigarrillos es de relativo bajo riesgo, y se ha asumido lo mismo para los cigarrillos con bajo contenido de nicotina. (3)

 

En esta línea, cita como ejemplo que, si la reducción de riesgo cardiovascular tuviera una relación lineal con la disminución del consumo, uno podría suponer que fumar un cigarrillo por día en vez de 20 bajaría el riesgo a la vigésima parte (5%). Si bien hay algunos artículos que demuestran que esto podría darse en el caso del cáncer de pulmón, no es así para la enfermedad cardiovascular, ya que se ha observado que se mantiene un riesgo proporcionalmente mucho mayor para quienes tienen baja exposición. (4)

Hay evidencias específicas que demuestran significativos incrementos del riesgo cardiovascular para fumadores pasivos, fumadores ocasionales y fumadores de menos de 4 cigarrillos por día. (5-7) 

 

Por todo esto, podemos concluir que no se trata de fumar mucho o poquito, sino que debemos ir por el NADA. En este caso, no significa como aquel juego ¨te quiero mucho, poquito o nada¨, sino todo lo contrario, se trata de querernos mucho a nosotros mismos y también a nuestros seres queridos. No hay un cigarrillo que sea bueno para la salud, ni tampoco una cantidad que sea menos mala.

 

Ya NO hay EXCUSAS NI CREENCIAS POPULARES. El mensaje es claro, NI UN CIGARRILLO MÁS si nuestro objetivo es cuidarnos y prevenir la enfermedad cardiovascular y ciertos tipos de cáncer.

 

Por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), con el asesoramiento del Dr. Miguel Schiavone, médico cardiólogo (MN 122.283), miembro de la FCA, y el Dr. Jorge Tartaglione, médico cardiólogo (MN 67.502), presidente de la FCA

 

  1. Hackshaw A, Morris JK, Boniface S, Tang J-L, Milenković D. Low cigarette consumption and risk of coronary heart disease and stroke: meta-analysis of 141 cohort studies in 55 study reports. BMJ 2018;360:j3984
  2. http://www.siacardio.com/editoriales/prevencion-cardiovascular/fumar-un-cigarrillo-diariamente-aumenta-significativamente-el-riesgo-de-enfermedad-cardiovascular/
  3. Denlinger-Apte RL, Joel DL, Strasser AA, Donny EC. Low nicotine content descriptors reduce perceived health risks and positive cigarette ratings in participants using very low nicotine content cigarettes. Nicotine Tab Res2017;19:1149-54.
  4. Pope CA3rd, Burnett RT, Turner MC, et al. Lung cancer and cardiovascular disease mortality associated with ambient air pollution and cigarette smoke: shape of the exposure-response relationships. Environ Health Perspect 2011;119:1616-21.
  5. Law MR, Morris JK, Wald NJ. Environmental tobacco smoke exposure and ischaemic heart disease: an evaluation of the evidence. BMJ 1997;315:973-80.
  6. Bjartveit K, Tverdal A. Health consequences of smoking 1-4 cigarettes per day. Tob Control 2005;14:315-20.
  7. Inoue-Choi M, Liao LM, Reyes-Guzman C, Hartge P, Caporaso N, Freedman ND. Association of Long-term, Low-Intensity Smoking With All-Cause and Cause-Specific Mortality in the National Institutes of Health-AARP Diet and Health Study. JAMA Intern Med 2017;177:87-95.