Tu Corazón | 05 oct 2018

¿Qué es un DEA?

El DEA es un dispositivo que, apoyado sobre el pecho del paciente, interpreta el ritmo cardíaco e imparte instrucciones a quien lo está operando para descargar un choque eléctrico que, en un 80% de los casos, permite recuperar la actividad cardíaca normal. Este proceso se denomina destilación.

Cadena de supervivencia
La muerte súbita cardiaca y otras formas de muerte inesperada pueden prevenirse o tratarse adecuadamente implementando acciones que permitan comenzar con la asistencia efectiva antes de la llegada de la ambulancia. Si tenemos en cuenta que el 70% de los paros cardíacos ocurren fuera del hospital, los miembros de la comunidad se transforman en los primeros encargados de atender un episodio de muerte súbita.
Los planes de acceso público a la desfibrilación y del entrenamiento en reanimación cardiopulmonar, ponen la respuesta al problema directamente en las manos de quien la necesita.

Una de las estrategias elegidas para revertir o disminuir el impacto de este problema de la salud pública es optimizar el funcionamiento de la llamada cadena de supervivencia, que define cinco eslabones básicos:

1. Detección precoz de las señales de alarma y pedido de ayuda al sistema de emergencias.
2. Comienzo inmediato de las técnicas de reanimación cardiopulmonar.
3.Desfibrilación precoz.
4. Llegada en el menor tiempo posible del sistema de emergencias local (911, 107 o similar).
5. Cuidados integrados posparo cardíaco: acciones desarrolladas en el hospital para mejorar la supervivencia de las víctimas de paro cardíaco tras el restablecimiento de la circulación espontánea.

Si bien la falla en cualquiera de los eslabones de esta cadena compromete la oportunidad de supervivencia de la víctima, la desfibrilación temprana se reconoce como uno los pasos más críticos para restaurar el ritmo cardíaco normal de la víctima. A menor tiempo, entre el momento del paro cardíaco y la llegada del DEA mayor es el porcentaje de personas que sobreviven.