14 de abril, Día Internacional de lucha contra el Chagas

El Mal de Chagas es una enfermedad producida por un parásito llamado Trypanozoma Cruzi que puede afectar el corazón, el sistema nervioso y digestivo. 

¿Cómo se contagia?
La forma más frecuente de contagio es a través de la picadura de la Vinchuca (también conocida en algunas regiones del Norte del país como Chinche). Este insecto, al picar y luego defecar, provoca una picazón en la piel de la persona que al rascarse permite ingresar al parásito al torrente sanguíneo.
Otras formas de contagio puede ser de madre a hijo, por transfusión de sangre infectada, por drogadicción endovenosa con jeringa compartida o menos frecuentemente por trasplantes o accidentalmente en un laboratorio.

¿Qué órganos afecta?
• Corazón
• Cerebro
• Intestinos
• Esófago y estomago

La enfermedad transcurre en 3 etapas:
• Aguda
• Indeterminada
• Crónica

El Chagas Agudo transcurre a partir del momento en el que parásito ingresa al organismo. Esta etapa, en la mayoría de los casos, no presenta síntomas y cuando los presenta, el principal es un cuadro febril prolongado.
Luego de atravesar una etapa conocida como Indeterminada de 30 ó 40 años sin síntomas (en el 75% de los casos) la persona cursa el Chagas Crónico y continúa sin problemas o comienza con síntomas producidos por la afección del corazón o el aparato digestivo (en el 25% de los casos.)

Síntomas en Chagas Crónico:
• Palpitaciones
• Fatiga
• Piernas hinchadas
• Mareos

¿De qué manera se diagnostica?
En niños y adultos con un simple análisis de sangre.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?
Sí durante la etapa aguda de la enfermedad y los niños desde recién nacidos hasta los 15 años de edad. En todos los casos el enfermo debe ser atendido por un medico que indicará el tratamiento a seguir en cada caso de acuerdo a la etapa de la enfermedad.