¿Cómo Funciona?

¿Qué es el corazón?
El corazón es un órgano que tiene la función de bombear  la sangre al cuerpo a través de las arterias.

Está compuesto por cuatro cavidades: 2 aurículas y 2 ventrículos. La aurícula derecha recibe la sangre que es enviada a los pulmones a través del ventrículo derecho.  En los pulmones, la sangre se oxigena. Luego, la sangre oxigenada es recibida por la aurícula izquierda y es enviada a través del ventrículo izquierdo al resto del organismo. Este ciclo se repite constantemente entre 70 y 80 veces por minuto lo que determina la frecuencia cardiaca. Cada vez que el corazón eyecta sangre y circula a través de las arterias la manera de sentirlo o percibirlo es palpando el pulso.

¿Qué es, entonces, el pulso y la frecuencia cardíaca?
El pulso es una onda que se origina en el corazón y se propaga a través de todas las arterias del cuerpo.  Cada vez que el corazón se contrae, expulsa la sangre hacia el resto del organismo a través de  las arterias generando una onda de flujo que se puede percibir palpándolas. La frecuencia cardíaca es el número de veces que esto ocurre por minuto.

¿En qué parte del cuerpo se toma el pulso?
El pulso se puede tomar en algunas zonas del cuerpo donde las arterias se encuentran más próximas a la piel. Se recomienda utilizar la arteria cercana a la muñeca (arteria radial) cuando se toma el pulso con el objetivo de conocer la frecuencia cardíaca.

¿Cómo se toma el pulso en la arteria radial?
im01
Para tomar el pulso en la arteria radial se coloca una mano con la palma hacia arriba. Con las yemas de los dedos índice y medio de la otra mano se presiona suavemente sobre el canal radial (ver figura) hasta sentir las ondas del pulso. Se cuentan las pulsaciones durante 30 segundos y luego se multiplica por 2. De esta manera se obtienen las pulsaciones por minuto, valor que representa la frecuencia cardíaca.

¿Cuál es la frecuencia cardíaca normal?
La frecuencia cardíaca normal en reposo es de 60 a 100 latidos por minuto. Si la frecuencia cardíaca en reposo es menor a 60 latidos por minuto se considera ritmo lento o bradicardia. Si la frecuencia cardíaca en reposo es mayor a 100 latidos por minuto se considera ritmo rápido o taquicardia. Es importante tener en cuenta que si la frecuencia cardíaca en reposo es lenta o rápida puede  indicar un problema cardíaco.

¿Qué otra característica del pulso se debe tener el cuenta?
Otra característica importante del pulso es su ritmo, que puede ser regular o irregular. El ritmo es  regular cuando cada pulsación está separada por el mismo espacio de tiempo. Lo normal es que el ritmo sea regular.

¿Qué implica que el ritmo sea irregular?
Un ritmo irregular puede estar indicando que la persona tiene un problema cardíaco.

¿Qué se debe hacer si se detecta un ritmo rápido, lento y/o irregular?
Se debe hacer una consulta con el médico.

Seguir leyendo